viernes, 3 de noviembre de 2017

Gremlins



Estamos ante una de las películas más taquilleras de los años 80. Gremlins, se estrenó en 1984, y hasta bien avanzados los 90, esta película siguió recaudando en los cines de sesión doble o de reestreno, incluso habiéndose ya publicado en VHS.

Para el guionista de Gremlins, Chris Columbus, fue el despegar de su carrera, ya que además de ser el guionista de grandes películas de la factoría de Steven Spielberg, tales como "Goonies" (1985) o "El Secreto de la Pirámide (1985)", su gran éxito le vino como productor y director en el año 2001 con la primera película de la saga Harry Potter en "Harry Potter y la piedra filosofal", repitiendo éxitos en "Harry Potter y la cámara secreta" (2002) y "Harry Potter y el prisionero de Azkaban" (2004).











"Gremlins", nos sitúa en una nochebuena donde Rand Peltzer, busca un regalo de navidad, para su hijo Billy, interpretado por Zach Galligan.

Ya desesperado por no encontrar nada original para regalarle, acaba por entrar en una tienda de ChinaTown, donde se encuentra con Gizmo, un ser de la especie Mogwai.



El Sr. Wing, que así se llama el dueño de la tienda, en un principio no está interesado en desprenderse del animalito, pero dadas las necesidades económicas que tiene, es convencido por su nieto para vendérselo a Rand.

El nieto del señor Wing, advierte a Rand de una serie de precauciones y normas que se debe de seguir con la mascota:

  • No exponer al Mogwai a luces brillantes ya que lo podrían dañar y no exponerle a la luz del sol, porque este lo mataría.
  • Se le puede dar de beber agua, pero nunca mojarle.
  • Y lo más importante, no darle de comer después de media noche.

Una serie de acontecimientos y casualidades se suceden dando lugar a incumplirse todas las normas, e incluso la más importante.

El resultado es que la mascota se duplica, triplica.....¡vamos es...como si hubiéramos puesto al pobre Gizmo en la fotocopiadora!. Pero el mayor problema es que las réplicas no son precisamente simpáticas sino unos "bichitos" verdosos y con muy "mala uva". 



El peor de todos ellos es Stripe, un bicho con una cresta blanca, malvado y asesino, que intenta cargarse a todo el pueblo.

La película tuvo una segunda parte seis años después, pero sin llegar a tener la aceptación de la primera.


En ésta, repitieron los dos principales protagonistas y además tuvo un papel importante el más famoso de los "Dráculas" de la historia del cine Christopher Lee.

Quero hacer hincapié que en el cine de barrio donde yo proyectaba películas entre los años 80 y 90, Gremlins fue "pasada" unas 4 temporadas y en todas ellas, la sala se llenaba los fines de semana. Evidentemente según iban pasando los años, el número de espectadores decrecía. Hay que recordar además que los aparatos VHS y Beta, ya estaban en el mercado y Gremlins era una de las películas más alquiladas en los video clubs de la época.



Además, tenía una gran variedad de "merchandising", camisetas, llaveros, bolígrafos, muñecos, etc. que han llegado hasta nuestros días. Aún hoy, en pleno 2017 se encuentran todo tipo de objetos relacionados con la película.



Gremlins, junto a Cazafantasmas y la Historia Interminable fueron de las películas mas proyectadas en aquellos años en "mi cine de barrio", películas de las que ya hablaremos en próximas entradas......¡Hasta la semana que viene!.